Matisse, ilustración y literatura

Por Alejo González Prandi

dibujo__desnudo_matisse“Es hermoso ver a buen poeta transportar la imaginación de un artista de manera tal que le permita crear su propio equivalente de poesía”.

Esta reflexión de Henri Matisse (1869-1954) nos da el impulso de necesario para introducirnos en una de las etapas más interesantes de este gran maestro del color y la simplicidad.

La producción insaciable, su espíritu renovador, sus ojos atentos hasta en las más pequeñas semblanzas del mundo, lo mantenían siempre despierto hacia nuevas ideas y variados proyectos.

Fue uno de estos que lo llevó a descubrir el arte del libro, la compleja armonía entre el poema y la ilustración.

Gracias a la buena sugerencia de Albert Skira, Matisse emprende en los años ’60 la tarea de ilustrar los poemas de Mallarmé, primer poeta al que se dedicaría con fervor.

Aquí es donde el artista descubre el valor del libro como objeto de arte. Su interés lo llevó a dedicarse a la obra de otros escritores y poetas, como Charles Baudelaire, Henry de Montherlant, Pierre de Rösard, Charles de Orleáns, entre otros.

Luis Aragón nos habla de un Matisse entusiasmado con el proyecto de ilustrar Las Flores del Mal, de buscar armonía en el texto –imagen sólo con el recurso del rostro humano-. Matisse quería llegar a representar los poemas de Baudelaire a través de esa humanidad que tanto los caracteriza.

El pintor se sale de la propia escena del libro, no se arrincona en la artificialidad de la literatura y va en busca de elementos reales y vivos, cosas y seres que puedan ser aportados por la misma Naturaleza.

Este artista nos muestra su envergadura y realza el valor del arte a partir del paisaje humano. Matisse llega a dibujar el rostro de La Dama Criolla o de la Malabarista de Baudelaire, no hallándolos únicamente desde el placer de la lectura, sino desde la emoción viva de la poesía; no limitándose a la descripción de un verso sino dejándose llevar por la intuición de su mano, no inventando un nuevo rostro sino plasmando a su medida el espíritu de cada poema.

A su vez Matisse era absolutamente consciente de los inconvenientes o las imposibilidades de ilustrar ciertos textos. Para dar un ejemplo, podemos citar el problema que tuvo al querer ilustrar con una serie de aguafuertes La Rose de Sable de Montherlant. De esta manera se refería a aquel libro: “Fue necesario abandonar ese proyecto pues cada vez que una imagen comenzaba a entusiasmar a mi espíritu, el final de la anécdota en el libro me sobrepasaba, la descripción de Montherlant era completa. No podía agregar nada”.

Para Matisse la ilustración no es un aporte significativo para la esencia literaria. El mismo explicaba diciendo que “los escritores no necesitan pintores para explicar lo que quieren decir”.

Entonces, cabe preguntarse porqué Matisse se vio tan interesado por ilustrar a poetas como Mallarmé o Baudelaire. Quizás podríamos responder aclarando, aunque esta aclaración parezca absurda, que la poesía está en el mundo para que todos los hombres que quieran acceder a ella puedan hacerlo siendo fieles a su propia expresión. Y Matisse lo hizo. Ante todo respetando su propio arte, sabiendo en todo momento cuál era su lugar en la poesía y que el equilibrio de su universo y la armonía de sus colores lo unían mucho más a ella.

Fue ese mismo respeto que lo llevó a decir tan claramente el arte con el que se expresó durante toda su vida. “La plástica debe engendrar la emoción de la manera más directa posible y por los medios más simples (…) tres colores para un vasto panel de danza: el azul del cielo, la rosa de los cuerpos y el verde de la colina”.

Que el compromiso de Matisse con la literatura sirva como ejemplo para otros artistas al intentar abarcar algún proyecto semejante.

(En Buenos Aires, a mediados de 1997, el Centro Cultural Borges expuso ilustraciones de HM con el patrocinio de la Unión Latina.)
Publicado en EVT, AÑO 3, N° 7, julio de 1998

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s