Poetas reunidos (N° 10)

EL TIEMPO

Fue en la mañana aquella que en un dejo amargo
dijo
dos días comunes faltan
dos días igualmente paralizados
para que el cielo sea por esta vez amable
pero por qué dos días si el mundo ronda
si los caminos viven y se hacen solos
si hay un sendero en claroscuro que va hacia adentro.
Dos días
y tu vacío
cerebro en sólida miniatura
es creer que sabes
solamente dos días y la voz pregunta
sin cesar pregunta
cual será el vago lazo
entre hacer y ser
si todo lo que es
es porque hace
y aquello que no hace
no es.
Del arco húmedo
la gota golpea el techo
y se desliza
por los vidrios altos justo encima
de la hoja del ficus.
Ha de haber algún misterio primigenio en mi cabeza
formando una silente danza
mirando
la gota que en la hoja existe
y moja
sabiendo
que ese tiempo durante el cual se cae
no es quien la frena ni la empuja.
Los laberintos tienen gargantas cenagosas
donde se afina fatal el universo
pero si intentara cruzar ahora las horas
pediría a quienquiera sea
que por favor las quiten
así mañana o pasado
la esperanza y yo seríamos
la misma cosa.
Uso
las algas secas de la caja de masitas como sendero
que huye
pero le grito
que si todo lo que no hace
no es
si lo que no es
no existe
entonces el tiempo no es ni existe porque no hace
soy yo quien puede estar en un haciendo
mirando o no
y lo imagino.

Ketty Alejandrina Lis nació en Santa Fe y reside en Rosario, Argentina. Es autora de Imaginaciones, Cartas para Adriana, Piedra Filosofal y Testimonios

EL MURMULLO DEL ÁNGEL
El poeta jamás nos dirá lo que ha oído”.
Santiago Kovadloff (El Silencio Primordial)
No es morada de Dios esta sentencia a la intemperie,
este rostro inacabado de realidad que nos condena y limita.
Presumo que inevitablemente somos camino,
surco sin reposo que rescata al mismo tiempo que mutila
y un sólo trazo de tinta nos convierte en profetas de lo incierto.
De pronto cada imagen derramada es un bautismo fugaz
que nos convoca a desertar hacia un vacío indecible donde el tiempo es tan sólo un amuleto.

 

Se escucha entonces el íntimo lenguaje que navega en nuestras venas.
La voz del ángel se nos revela en reservada transparencia
y el instinto intuye la cercanía de un breve resplandor en busca de refugio
para luego penetrar en la piedra del asombro desnudando alas para el vuelo.
Habrá que vestir de luz a los profanadores del enigma
a pesar de ese revés de cielo que sepulta en un exilio de humo
el mágico universo de palabras de nunca se distinguen.
Es morada de Dios este sitio en el que jugamos a ser restauradores de acertijos,
Peregrinos en la ruta ancestral de lo perdido.
Hacedores de silencios y utopías.

Carina Paz nació en Montevideo, Uruguay, en 1960. En 2001 publicó Agua inmóvil, y tiene dos títulos inéditos: Detrás del silencio y Monólogo del ángel.

 

FINAL DE JORNADA

No detengas el abismo
que avanza con tus ojos
no detengas la hora del grito de las aves
la rotación del espacio y los besos
amor mío ¡canta con el mundo!
con tu vestido roto en la tormenta

patria de la luciérnaga
casa del olvido
estación del tiempo y la noche

no detengas
el rocío cuando demoras la risa en el aire
como un barrilete
una canoa invertida hacia las altas cumbres del cielo

extraños placeres viven en tu boca
y beben la vida desde tu seno coral
que cuelga de los vientos

hermosa eres para cantarte
con astros en los ojos

con la espada del tiempo
en manos tristes de trabajo.

Andrés Haedo, nació en 1974.

 

LIBERTAD

Adicto a la fuga,
feroz eyaculador,
creador de pesadillas,
dulce abrumador de poesía,
admirador de viejos boxeadores
y de domadores de caballos,
toda la tierra es tuya,
todo el odio,
todo el cielo de un hombre
sin reino posible.
Un día incendiarás esta ciudad,
un día serás la tentación del mundo.
Único en este campo de miseria,
servidor del veneno,
tendrás en el medio del pecho
un hueco desesperado
para huir de este lugar,
de estos días.

Celedonio Torres Avalos nació en 1973.

 

 

Tan tristán suarez
cuando la fe
rere
se cae
tanta victoria no
arenas
tan turdera la suerte
ensenada así
tan carupá carajo
de morón el destino
para moreno
directo
por eso grito con urbanidad
el cinturón se gasta
se gasta.

Roberto Liñares

Publicado en EVT on line, en mayo de 2005

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s