En boca de Patti Smith

Poemas de Sueño americano (caballo negro, 2009)

Tere

Por María Teresa Andruetto

PATTI S./ 1975/ PHOTOGRAPH BY ROBERT MAPPLETHORPE

Yo quería grabar un álbum que hablara de caballos
y te pedí que me sacaras una foto para la tapa.
Una foto que haga historia, dije, y vos hiciste esa
donde yo no era hombre ni mujer. Habíamos dormido
demasiado. Me puse aquella ropa que era como un uniforme,
en la calle y en el escenario. Nada de asistentes,
dijiste, quiero un triángulo de sombras. La luz
ya había muerto entre nosotros. Me pediste que me quitara
el saco porque te gustaba mi camisa blanca
y yo me lo puse al hombro, como Sinatra, y lo sostuve
de un extremo para que no cayera. El álbum
empezaba con esa frase que solía decirte por las noches:
Jesús murió por los pecados de alguien, no por los míos
y la frase que hubiera cabido en boca de mi madre
se mezcló con la canción de una chiquilla suicidándose.

 

LA NENA DE MAMÁ

Era estrábica, estrambótica, ridícula.
Tenía una mamá muy religiosa y se acodaba
en el Guggenheim con la camisa blanca
y los pantalones cigarrete. Era una chica sixty,
heavy, dark, con el saquito black y la remera.
Era la niña nueva de un mundo nuevo, la nena
de mamá. Se había enamorado de un chico gay
que estaba perdido en Oklahoma y había mudado
a Camagüey. Como toda sixty adoraba lo dirty.
Era una chica sexy, empapada en heroína
y en alcohol, era la novia del amigo de su hijo,
antes de creer en Dios.

 

SUEÑO AMERICANO

Sobre el camino, personajes solitarios
instalados del otro lado del muerto ventanal,
vieron Vietnam, vieron Corea, Afganistán.
Presente perpetuo sacudido por el vértigo
de las autopsias y el desarraigo. Cierta
improvisación también, como una zapada
entre amigos, emerge y arrastra los lugares
comunes. No hay futuro ni tradición, salvo
a cada instante y coloca en el centro
del mundo su deseo animal
de destrucción.

2 thoughts on “En boca de Patti Smith

  1. Julio César Félix agosto 14, 2009 / 3:07 am

    Decìa que felicidades, que estamos aquí para arder junto a las palabras, como esa idea del vate mexicano Efraín Bartolomé, hay que verlo…

    Y qué bueno que el Vendedor de tierra se sume a ya a la causa flamígera como lo desearía el autor de las antípodas, salud y poesía.
    Abrazos desde el centro del norte mexicano.

    Seguimos en contac, Alejo…

    • elvendedordetierra septiembre 10, 2009 / 3:02 pm

      Muchas gracias, Julio, por la compañía de siempre.
      Abrazo. Alejo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s