El viento sopla

 

Agradecemos a Anahí Lazzaroni por el envío de su libro El viento sopla (el suri porfiado, 2011)

 

LA CIUDAD (FOTOGRAFÍA)

Ángeles mutilados se ocultan

en la ciudad que fue destruida

 

y poblada

 

por fugitivos sin rostro

que llegan una y otra vez.

 

El océano sin acantilados

justifica la melancolía.

 

Lo que no permanece está aquí:

 

en las calles de polvo,

en las calles de nadie.

 

Quienes permanecen, llegan o parten

son la misma persona, desean lo mismo:

 

suave dinero,

la fuga,

y un lugar helado que no es

 

ningún lugar.

 

7 de agosto, 2004

 

UN DÍA COMO OTROS

Dice que están por demoler la casa de enfrente,

la de chapas de color verde agua

con el jardín tan descuidado que parece abandonado.

 

Que ayer escuchó en la calle que ahí construirán un hotel.

 

En la ciudad los hoteles brotan como hongos.

 

¿Y el viento?

 

El viento sopla.

 

25 de diciembre, 2005

 

EN RIESGO

¿Dónde están todos aquellos

que escuchaban las campanas de la iglesia?

 

¿Y dónde están los asesinos

hoy que las veletas giran enloquecidas

gracias a un viento infatigable?

 

Incendios en los campos.

Incendios en el bosque.

 

Que desde el cielo caigan mares,

mares de agua para aplacar la furia.

 

6/7 de diciembre, 2008

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s