Poemas de Gerardo Burton

Agradecemos a Gerardo Burton por obra junta (Municipalidad de Neuquén, 2007)

 

XII

te escribo mientras escucho la lluvia

tan deseada por los árboles y mi piel;

te escribo porque la magia del agua,

con sus canciones

…………..con sus murmullos

parece anunciar tu llegada

 

si supieras tan sólo

qué grande se hace la sombra

qué gigante es el silencio

hasta que aparecés

…………….si pudiera ahora

…………….tocar mi frente, decir mi nombre

…………….y venir desde las entrañas del agua

si solamente estuvieras aquí

un instante

no necesitaría estas palabras

dibujadas en el aire

…………….y comprimirlas

y amasarlas

para decirle cómo el amor

enciende nubes, horizontes

 

(poemas iniciales, ediciones botella al mar, 1979)

 

4

a las tres y veinte de la tarde

del día miércoles

sólo deseo que desaparezcan los rastros del trabajo,

huir de la oficina y buscarte por la ciudad

hasta encontrarte donde estés

y proponerte, silenciosa pero firmemente

abandonar la fiebre y el vértigo que sellan cada día

y, eligiendo un rincón profundamente nuestro,

dedicarnos,

como si hubiera cosa más importante,

a hacer el amor

 

(dieciocho poemas azules para maría, ediciones de la unidad, 1981)

 

 

XIII

 

a ojos cerrados

 

te oigo llegar a la pieza,

tosés, murmurás,

la ropa cruje y susurra al despegarse de tu piel

………..-tu deseada piel, lejana y tan al lado-

 

entrás a la cama y desde tu tibieza,

…………..ese olor a mujer que tanto conozco,

el rito comienza

 

apagás la luz y girás como para mirarme

y tus manos se mueven para que las busque

y tu respiración se va haciendo sólida

hasta confundirse con el bramido de la lluvia

tras la ventana

 

(los juegos ocultos -1982-1983-)

 

 

casi al alba

 

la noche es una soledad entre helechos en la costa

una sombra que acaricia

……………sin nieblas ni canciones

las viejas deudas negadas al rescate

 

mientras duerme sueños celestes la oscuridad

……………un pájaro atraviesa el aire suspendido

 

huye la noche, huyen las almas de los peces y las olas

……………en el río desaforado

desmoronan la ribera que los amantes nunca

alcanzarán

 

(infierno sin umbral, último reino, 1989)

 

 

“Burton, el poeta que nombra el amor, ese amor que cabe entre los ojos entrecerrados del goce o entre dioses furtivos. Pero, por otro lado, Burton, el poeta que revela el mundo y su demencia”, escribe Alejandro Finzi sobre el autor de obra junta en “epílogo para el libro de un poeta, amigo de brancusi”. Nacido en Buenos Aires en 1951, reside en la provincia de Neuquén desde 1986. Es periodista y editor de libros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s