Poemas de Volcar la cuna

Volcar la cuna

.
No puede usar ese anillo, las cosas llamativas la delatan. Cubre su cuerpo y si dibuja evita lo deforme.

Siempre supo que lleva la exuberancia como un tatuaje oculto que podría extenderse y estallar.

.

***

 .

Intrusa, cautivada por la vacía intimidad de cosas que quedaron sin dueño. ¿Por qué tiendo este puente con una pura ausencia? Lo veo descansar en el declive del sofá. Descubro el largo de sus piernas a través de la ropa. Imagino el pulso, la pesada respiración. Es un rescate que no llega al cuerpo, no tiene recompensa. Persigue un rastro entre las formas. Desprendidas, como estarán las mías, ajenas al calor que las marcó.

.

***

.

Por ver lo absurdo. Este sopor invade el día, pierde sentido el movimiento. Miro el espacio que se abre detrás de la ventana. Lo sigo lejos, hasta una piedra donde golpea espuma fría. Se desintegra, se dispersa en lo líquido. Yo sigo frente a mí. Con los pies en el agua sé que soy materia que se apaga.

.

Volcar la cuna (Ediciones del Dock, 2013), de Ana Lafferranderie, será presentado el jueves 11 de abril, a las 19.30, en Beckett Teatro.

.

– Ver booktrailer de Volcar la cuna

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s