Los réprobos

Los réprobos, de Alejandro Mendez Casariego

.

Agradecemos a Alejandro Mendez Casariego por su libro Los réprobos (Ediciones Patagonia, 2007).

.

IV – LA PALABRA

 .

Llegábamos después de las pestes

como viento limpio

del invierno sanador; caminábamos

sin dejar nuestras huellas en el polvo

sin horadar el aire

y era solo la voz ligera y pálida

de nuestro canto lo que nos anunciaba

un invisible temblor en las hojas de espino

y acaso

cierta vaga inquietud en el vuelo de los hombres.

 .

Usábamos aún

palabras anteriores al advenimiento

de lo oscuro

del sometimiento y la culpa

palabras que eran más poderosas que los filtros

del acónito y la belladona

que las pociones de estramonio

los granos de beleño

y el humo de mandrágora.

 .

Es cierto, no podíamos con la peste

pero eran eficaces nuestras artes

contra la tristeza, la desidia

y la faena del tiempo.

 .

 .

LOS RÉPROBOS

 .

¿Por qué de tantos artefactos rituales

e ingeniosos patíbulos

algunos de ellos

-hojas sin mella,

fuegos que consumen

lo más puro del aire-

prolijos y eficaces

ideados para nuestro fin

hemos salido ilesos?

 .

Porque no sembramos,

ni la plenitud ni la dicha, brotes

de abrumadora apariencia

y frágil esqueleto

.

diseminamos, en cambio

el polvo fértil

férreo

………………………….de la desesperación

………………………….del miedo

………………………….de la duda

y contra su corrosión

no puede ni siquiera

el cuerpo invicto de la muerte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s