Arte de la mirada

bisagras_

.Desde las bisagras, de Luciana Ravazzani

El radio de observación de una escena puede variar, pero no la intimidad de la mirada. La escritura del poema en Desde las bisagras mantiene el trazado de su línea de horizonte, más allá de las distancias o cercanías: márgenes donde conmueve una activa contemplación. El eje que narra cada escena parece provenir de un mismo lugar, una voz que acompaña, contiene y se mantiene firme desde donde dice. Ahí el vínculo secreto de una poética que no se traiciona.

En otro plano, el ejercicio de la memoria está ajeno a la crónica de un diario íntimo o a postales disociadas, como relámpagos que aventuran impresiones minimalistas. Luciana Ravazzani revela que cada situación no está exenta de la siguiente o de la anterior. Las cartas de viaje están echadas: “El amor comienza / por los reconocimientos”. Lo demás, lo que llega después, juega la partida desde esa revelación. Entonces, la palabra es el camino que nos refleja una verdad. La expresión auténtica mata la anécdota. La bisagra es la voz develada.

El tiempo muestra su cara de vencido por la poesía. Sin otro fin que ser dictado por el ritmo del silencio, no tiene más que redimirse. Surge lo vivo bajo las escamas de los días y las horas: “el sonido se vuelve desparejo / y adentro se escucha el mar”. Es pulso de corazón o, como lo dice mejor Enrique Molina, “un encuentro en el ciego remolino del mundo”.

Por la ruta del libro, pareciera que el camino de regreso es al sueño, a un destino que se cierra en su propia ley, pero el sueño no es más que otro sol: abrazo, invierno, tristeza, poema inesperado, abrigo; elementos que se cruzan en un territorio común. Después de todo, el tiempo ha claudicado, el espacio es impreciso, el lugar tiene la forma de la vuelta a casa. Hubo recuerdo para hacer presente el instante sagrado, aunque ya nada sea lo mismo.

.

POEMAS

Yo no sabía pero pensé
que podía ser tu amiga
y exhibirte por ser alto, desgarbado,
desprolijo y terriblemente educado.

Yo no sabía pero vi
que caminabas apoyando
todas las plantas de los pies,
de atrás hacia adelante,
como para no hacer ruido,
tu voz era bonita y hacía pensar
en estofados a la sombra,
también olías todo lo mal
que puede oler un adolescente.

Yo no sabía que conocías
de magia negra,
que desanudabas lo que fuera
o que te preocupabas por mi salud.

Sabía cosas menos importantes,
algunas palabras difíciles,
llamarte por teléfono
y mantener una conversación durante horas.

Yo no sabía de tu paciencia oriental
que sabe durante todos estos años.

.

.

Tenés sol, pienso, esas cosas que se dicen y son tan extrañas.
Tenés sol y espacio suficiente pero no conozco tu nueva casa.

Tenés teléfono y seguro podés hablar desde algún sillón enorme,
no sé tu número pero yo nunca voy a saber pedirte algunas cosas.

Tenés escritorio, seguro, pero escribís desde la cama o la cocina,
a veces preparás salsas y pescados blancos, plateados, fláccidos.

Tenés algunas botellas junto con las copitas verdes de tu abuela
pero ya no recuerdo cuándo si tomamos juntos hasta la náusea.

Si me invitaras un café, esas cosas que se dicen y son tan extrañas.

.

.

Encontrar el caparazón
de un caracol
para que me dijeras a qué suena
y sí, en algún momento
el sonido se vuelve desparejo
y adentro se escucha el mar.

Hay momentos en la vida
que les pasan a todos
pero a mí me gustaba
que me pasaran con vos.

.

.

En el sueño yo le cuento a ella
que vivir juntos es dormir
todas las noches en la misma cama
pero que es una cama grande
y que otras veces la cama fue pequeña
pero en invierno aunque
también en verano es igual
que vivir juntos es buscarnos
en la casa y llamarnos
y respondernos o no respondernos
porque yo grité o él gritó
que vivir juntos es ver una cara muy de cerca
y no querer que se aleje
y que a la noche yo lo abrazo
para soñar que yo le cuento a ella
que vivir juntos es dormir
todas las noches en la misma cama.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s