Hablar y vivir en poesía

Los tres poemas que se publican fueron copiados de El vacío después (Alto Pogo, 2017), de Leticia Martin. Durante la presentación del libro, Luciana Ravazzani, que estuvo acompañada por Natalia Zito, leyó un texto que también compartimos.

.

a veces ando bien sin motivo
pienso

un lunes a la tarde
pienso

ella ofrece su dolor por mí

si fuera posible pedirle
que no haga sacrificios
que guarde sus energías
que evite rezar

si fuera posible poner
mi cuerpo y mi pelo
pienso

abrirme el pecho
…………………….extirparme
las tetas
……….el corazón

si fuera posible hacerme
pasar por vos

el viernes saqué las llaves
……………………………..para subir al subte
la sube
……………………………..para hacer una extracción

después quise llamar al médico
pero marqué tu número
tienen nombres diferentes
pero

con la banelco
……………………………..quise abrir la puerta
y con las llaves
……………………………..prender el horno
en el horno metí la cartera
……………………………..y la quise cocinar

en occidente solemos confundir
amor con distracción

.

***

pequeño iracundo
te diría
jugando a ser Joyce
mio caro
corazón
pequeño y querido escarabajo
anchos zapatos marrones
extraño desconocido
mi amor
mi cosa linda
mi nene de cabeza castaña
………………………………gastada
profundas voces resonando
lío lindo
querido
solitaria Ciudad de Jesús
silencio amenazante
azar
amante
castor avaro de las redes
dulce nene sucio mal nacido
………..nene bien querido
animal de la mentira
amor que no termina
huidizo nene enorme de mi alma
cardo azul mojado por la lluvia
abrazo extendido en el ascensor
pícaro dulce mío en la cabina
sonrisa enorme
espina
pirata sin piedad
fiel querido mío que encontré
juglar del sótano
depravado de todos los rincones
desgarbado niño deportista
mi desvelo manchado
golpeador
sucio y dulce falo mío
todos mis días y mis noches tu voz
mi besador
experto en música olvidada
mástil de todas mis banderas

.

***

a veces
hoy está bien porque
mañana

.

***

El vacío después, por Luciana Ravazzani. Lo primero que quisiera decir del libro de Leticia es cómo elementos concretos se vuelven únicos, inéditos, muy propios de una poética que puede vincular un paquete de chicles con notas en Twitter. No hay dudas de que Martin es poeta. Es por eso que, como tal, ella no escribe esas notas, ella las mastica, las escupe. De la misma forma, si agarra una tijera y se corta el flequillo, no piensa en el flequillo solamente, sino que dice:
“cortar es una forma
de ir hacia adelante.”
Observaciones que pueden resultar banales siempre tienen un remate que demuestra que ella vive en poesía, las cosas le hablan en poesía. Es que no ve tijeras, o más bien, sí las ve pero no son simples tijeras, sino que son cortes, son formas de ir hacia adelante, son algo que le habla sólo a ella y nos lo comparte. Yo quiero saber qué le cuentan todas las cosas a Leticia. (Seguir leyendo)



Categorías:Libros, Poetas

Etiquetas:, , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: